4 nov. 2014

IBA A SER UN "IN MEMORIAM", PERO LO CAMBIAMOS PARA MEJOR EN UN "IN ETERNUM": TACONES ALTOS, LA REVISTA

Un par de meses atrás, mis sicarios habituales me informaron del inminente cierre de la revista TACONES ALTOS. Para quien no la conozca, diremos que es una revista de “porno glamouroso” en cuyas páginas se abarcan, además, estos temas de locos y pervertidos. Ahora desglosaremos de qué forma y cantidad. La cosa es que consideraba (y considero) que la importancia de dicha revista en estos mundos del bdsm en general y en mi memoria histórica en particular era y es lo suficientemente importante para dedicarle un sentido (para mis parámetros) post de despedida.

Como he comentado por ahí, le envié el escrito a su director, Luis Vigil, por si quería añadir o corregir algo. Me contestó diciendo que finalmente se había salvado “in extremis” y de momento no cerraba, aunque consideraba el escrito lo suficientemente revelador de un poco todo para incluirlo en el número 175, el primero de esta nueva etapa. Parece ser que han llegado a un acuerdo sobre royaltis con la agencia propietaria de las fotografías, aunque ha tenido que rebajar el número de páginas. Ni qué decir tiene que me alegro por la revista, sus lectores y por Luis Vigil, pero que me han jodido el post de 4 páginas que había preparado, los muy egoístas.

Pero como el depredador se adapta al medio, que no corresponda no es obstáculo para que no se incluya. Así que he hecho alguna corrección aquí y allá y ala!, hoy toca hablar de dicha revista, sin cobrar comisiones ni ná. Así que ya sabéis, hay una nueva oportunidad para descubrirla o re- descubrirla, aunque al final hago una serie de matizaciones sobre ello. Hacer alguna corrección significa que alguna otra se me puede escapar, así que si el tiempo verbal a veces suena raro, que sepáis que es por eso.

Tachaaannn!!!! El Blog de Spirit y la Editorial Ediciones Zinco colaboran para presentar en exclusiva el estreno simultáneo (más o menos) de este post en ambos medios, aunque con algunos lógicos cambios en función de lo comentado. Qué nivel, Maribel.

La revista TACONES ALTOS inició su andadura en verano de 1994. Tenía yo unos tiernos y asquerosos 20 años de edad, pero social y mentalmente no pasaba de 12 (como ahora, más o menos). Se ha mantenido puntual en su cita mensual mensual con el quiosco durante 15 años y sumando, superando a la revista “Mortadelo” incluso. Cuando me dijeron de su probable cierre, finalmente post puesto, he de confesar que la noticia me entristeció pero no me sorprendió en absoluto. Era como la muerte de un viejo amigo, al que sabía enfermo, del que tengo bien recuerdo de cuando íbamos juntos de discotecas pero que fuimos perdiendo el contacto con el tiempo.

Antes que nada, cabe decir que los periódicos y revistas en general no sólo están viviendo una crisis económica, si no además otro tipo de crisis más profunda que afecta a la estructura misma de su razón de ser. Ya nadie roba diarios, que cantaba Melendi, pues imagínese leerlos. Hace años que los grandes grupos editoriales se mantienen por la publicidad, a base de regalar dvd`s y cd`s y artículos de cocina y por aquello de que ya tienen las máquinas en marcha. No es el propósito de este blog hablar de los cambios estructurales de la sociedad, pero no puedo si no remarcar que esta “crisis de lectura” (y no, bajarse dvd`s piratas por internet no es leer) no deparará nada bueno a las futuras generaciones. Pero es una triste realidad y víctima de ello van cayendo cabeceras, de forma lenta pero inexorable. Sí, hay otros medios (blogs como éste lo son, por ejemplo) y tal, pero...bueno; nos estamos transformando en algo y todavía no sabemos en qué. No sé; igual es que se me nota la edad, así que si vuelvo a desvariar con aquello de que las cosas no son como eran y todo murió en los 80, (especialmente los cómics), no me hagáis mucho caso.
A lo que íbamos; yo descubrí la revista sobre su número 6 y me la estuve comprando regularmente durante cuatro o cinco años seguidos, hasta bien entrado el número 50 y tantos. En esa época, internet no era un medio habitual para nada y todo lo que llevase algo de bdsm era una novedad con mayúsculas. He de reconocer que me la compraba más por las expectativas que generaba que por las que cumplía. Luís Vigil, su director, era/es un perro viejo forjado en mil batallas. Un día quiero dedicarle un post, pues es uno de los grandes nombres potenciadores del bdsm en su faceta divilgativa y editorial. Yo lo he seguido desde que tengo uso de razón, ya que el muy cabrón comparte otro vicio que también ha forjado la personalidad de este humilde servidor vuestro; los tebeos. Así que lo conocía (de nombre) en su faceta de articulista, traductor, guionista y hombre orquesta en general de este medio. La cosa es que vió que la editorial en la cual trabaja/trabajaba iba a lanzar una revista basándose en el material de la revista norteamericana Leg Show. Ese material era sobre mujeres vestidas con medias, ligueros, encajes, etc....y no le faltó visión comercial para asociar “coñe, si estamos hablando de deseos fetichistas, ponemos un par de secciones potenciando el bdsm, que más o menos son primos lejanos, y de paso cubrimos un hueco que no hay en el mercado”.

Dicho y hecho. Junto con reportajes de mujeres sexys (hechos con ese gusto glamouroso que tenemos los fetichistas, todo hay que decirlo, y sin escenas de sexo explícito ni grosero), puso una sección de correo,otra de contactos, siempre que podía alguna foto de algún acontecimiento sado y una sección de Dóminas profesionales y “otrascosasdelmundillomásomenosparecidas” a fin de cumplir su cupo de calmar las ansias de quienes la comprábamos por estos temas, ya que, por muy bonita que fuera la moza en bragas, y muy bonitas que fueran las bragas de encaje, lo que búscabamos era cuero, látigos, botas, dóminas, collares, torturas y demás.
Este “adaptarse a lo que se podía” se notaba. Por ello la revista te dejaba a medias. No satisfacía del todo a los amantes del bdsm, y supongo que los despistados que la comprasen buscando simplemente tetas veían una revista un poco rara. Pero no había otra cosa y el vacío es mejor llenarlo un poco que el que siga completamente vacío. Nunca pasaba nada, pero eso era lo que te incitaba a volver. Era como ir a una discoteca; “la próxima vez será mejor”. Supongo que la cosa debió funcionar, por que de tal día hace 15 años.

Yo tengo buenos recuerdos de su sección de correo, por ejemplo.Tiempo después, me dijo el propio Luis Vigil que todas las cartas se habían recibido en verdad y no era, por ejemplo, que la redacción hubiera contratado a Santiago Segura para que se las inventase haciéndose pasar por EVA “La Ninfómana”.Otra cosa es que algunos lectores hicieran pasar por verosímiles sucesos que sólo habían existido en su mente, del tipo “iba a comprar el pan y me secuestraron un grupo de amazonas nazis que me llevaron a una isla desierta y me torturaron durante meses, pero yo estaba aullando de placer y bla bla bla”. Reconozco que me ponía como un burro leyendo según que relatos/ experiencias (en una era, repito, donde no había internet) y de vez en cuando, cuando la carta transmitía un viso de “realidad”, me entraba una envidia nostálgica por que a mí no me había pasado nada de eso y no sabía si me pasaría alguna vez (luego descubrí que sólo pasan las cosas que haces que pasen, pero eso es otra historia).

La sección de contactos, justo es decirlo, era lamentable. Como toda sección de contactos, hay que añadir. Sumisos buscando Ama a tuti plen, jurando adoración y servilismo eterno, y Amas semi- profesionales diciéndo lo mucho que sienten estos juegos, pero que si no pagas o eres solvente ni te gastes el sello. Lo cierto es que se repetían los anuncios una y otra vez mes a mes, y sólo valía la pena por que cambiaban el afoto. No sé por qué, también escribieron muchos travestis, que a falta de algo mejor vieron en ese espacio un lugar donde canalizar su fetichismo hacia las prendas de mujer.

Finalmente, estaba (está) la sección “Vamos de taconeo”, en la que se anunciaban Amas profesionales, películas, otras revistas, tiendas y lo que a bien se pudiese desarrollar sobre este mundillo. Al principio sólo Dómina Zara tuvo bemoles a mostrarse. Y con sus fotografías este vuestro nada humilde servidor ha sentido unas sensaciones muy raras que ahora, dado que es buena amiga,no ha lugar a comentar. Poco a poco se fueron añadiendo otras Dóminas y comentando producciones del OWK y las fotos fueron más y más variadas. Pero mes a mes pocas novedades aportaba.

He de confesar que no escribí nunca. Supongo que por aquella época no tenía nada que decir (no es que lo tenga ahora, pero la vida va llenando huecos). Tampoco he sido nunca de escribir relatos eróticos y mucho menos de hacerlos pasar por reales.Puede que me entrasen ganas de contestar a algún anuncio, no sé si de algún travesti (yo es que he sido un poco vicioso de siempre) o de alguna Ama pseudo-profesional, diciéndole que tenía un bote lleno de monedas de a duro, pero el caso es que no lo hice.

Como he dicho, la seguí durante unos cuatro o cinco años sin faltar ni un sólo mes y he de confesar que estuqué las paredes con lo que aportaba. No tenía otra cosa (bueno, sí la tenía, pero no de forma regular, y eran otras revistas encontradas en lugares demasiado indecorosos para comentarlo aquí). La abandoné poco a poco, sin apenas darme cuenta, al ver que su compra no me iba haciendo ilusión. Eran los mismos anuncios con diferentes fotos, eran pajas mentales de señores que escribían sus fantasías, eran Amas profesionales o semis, eran fotos de mujeres bellas con medias....no pasa nada si este mes no me la compro, voy justo para los tebeos del mes y encima sale un Prestige de Batman (que, curiosidades de la vida, publicaba el mismo grupo editorial, así que mis exiguos dinerillos iban a parar a la misma casa).

Así que poco a poco fuimos dejando de quedar. Yo seguí con mis tebeos y mis sueños. Ella siguió fiel a su cita mensual, supongo que humedeciendo los sueños de otros que la iban descubriendo por primera vez. Las revistas porno no están pensadas para el “continuará”, si no para el “aquí y ahora”. Creo que le iba bien, por que de vez de vez en cuando nos seguíamos viendo y ví que seguía en su misma línea. Simplemente uno de los dos había cambiado y veíamos que no teníamos nada que decirnos. Al poco (meses, años?) he de confesar que conocí a otra que me dejó prendado. Se llamaba internet y me ofreció en un sólo click lo que ella me negó, bien por que no pudo, bien por que no lo consideró necesario. Fotos y fotos de lo que tanto buscaba, gente del tema, pensamientos del tema, todo a un sólo botón. Nos despedimos y seguimos caminos separados. Le dí las gracias por lo mucho que me había aportado y la abandoné, aunque nunca definitivamente, como nunca se abandonan definitivamente las cosas que nos marcan.No sé si ella se dió cuenta. Había cogido un público entre los amantes del sexo no explícito ni grosero, si no hecho con cierto glamour, entre los amantes del bdsm, entre los fetichistas y travestis...tenía tantos novios que incluso creo que hicieron una edición para Alemania basada en la presentación española o algo así, así que aunque poco a poco fueran menos los amantes y los besos, no le faltaba con quien ir a la cama.
La vida es una rueda y vamos girando. Años (muchos? pocos?) después conocí a un amigo y éste conoció a Luis Vigil. Un día quedaron para comer y me apunté con toda mi jeta, a fin de que me firmase viejos ejemplares de VAMPUS Y RUFUS. Hablamos de todo un poco. Es un tío estupendo y tiene un trato cojonudo.No hará ni dos años de eso. Comentó con lástima que ya no se recibían tantas cartas como antaño, y eso que era más fácil ahora que se llamaban e-mails y no había ni que ponerles sellos. Comentó alguna anécdota que no sé si estoy autorizado a exponer aquí sobre la confección de la revista, sus personajes y demás. Quedé en enviarle alguna cosilla pero luego no lo hice. Quedé en volver a quedar pero luego me dió vergüenza y el amigo este siempre me dice echa bronca por ello y me dice que me apunte a la próxima.Es una lástima mi dejadez, por mucho que me excuse en las cosas de la vida y el querer, por que es un tío estupendo y muy interesante. Siempre pienso que lo puedo retomar.

Retomando el hilo sobre la revista y su fin; la cosa es que nuestras vidas siguieron y en los últimos tres- cuatro años creo que la compré unas tres veces, y en todas por que salía gente conocida que insertaba por primera vez un anuncio o que salía en algún reportaje (y si, yo tengo gente conocida un poco golfa, las vueltas que da la vida, con lo formal que soy). La última vez fue el año pasado por que salía un reportaje sobre Zara. Recuerdo sorprenderme al comprobar que todavía existía (la revista, Zara es otra historia más allá del bien y del mal).Habían cerrado tantas, eran tan difusos estos tiempos.... Comprobé un poco triste que todo seguía igual, sólo que un poco más ampliado, y entonces la intuición me hizo pensar que le quedaba poco tiempo de vida. No aportaba nada que no se pudieera encontrar a un click. En estos tiempos convulsos los adolescentes no compran revistas porno; han crecido con ellas y se llaman webs.

A mi me ofreció un servicio cuando no había nada más que lo hiciera. Cubrió un hueco aprovechando unos medios minúsculos y contra viento y marea fue un lugar de encuentro y referencia para los amantes de este juego de locos y pervertidos durante mucho tiempo. El amigo Luis Vigil cogió lo que tenía e hizo algo útil. Más o menos todos los conocidos/as que tengo del tema conocen la revista y se la han comprando en un momento u otro. No me cabe ninguna duda que ha desarrollado una gran labor divulgativa sobre el bdsm. Incluso ha ido confeccionando un cierto tejido social. Todos estos méritos y muchos más son atribuibles al amigo Luis Vigil, al que desde este nada humilde blog me gustaría darle las gracias por todo. Y ahora que, cual Lázaro, despierta y anda de nuevo, en vez de hacer una salva en su honor (ya me entendéis lo que quiero decir con lo de salva), vamos a hacer unas consideraciones sobre esta nueva etapa.
Por supuesto, yo no quiero que la revista cierre y haré cuanto esté en mi mano para impedirlo, bien sea comprándomela o haciendo publicidad en post como estos. Ahora bien; tampoco me parece justo decir que pena y yupi yupi yaya, todos a una y tal. Estamos en un mercado muy competitivo y hoy en día tenemos acceso a mucha información accesible y gratuita, a través de internet, la tdt, el móvil, etc...Para que una revista, de la temática que sea, sobreviva, ha de aportar algo más. No depender de los viejos verdes que no saben manejar internet. Por ello entiendo que ha de “currárselo”. En el caso concreto de TACONES ALTOS, he de reconocer que no tengo ni idea de cómo (y que en todo caso tampoco me corresponde a mí, como cliente). Pero aún reconociendo que Luis Vigil es un profesional como la copa de un pino y que hace lo que puede, es evidente que ya no estamos en las mismas condiciones de hace unos años.Un poti poti de sexo glamouroso, algo de bdsm, fantasías y listas algo repetitivo mes tras mes no tiene su sitio en el mercado en estos días convulsos. Por eso me gustaría que este post sirviera para no sólo animar a descubrirla o re-descubrirla, si no para que además la dirección de la revista, con Luis Vigil al frente, aprovechase también esta oportunidad para “ir más allá” y convertir TACONES ALTOS en una compra obligada para estos mundos, decir que “oye, he sacado partido de mis 4,5 euros en algo más que no sea una gayarda con una foto”. Lo dicho, ignoro cómo, pero estoy seguro que podrán. Y yo estaré aquí para contarlo.

Pues sirva este post como parte de mi memoria histórica, también llamada paja mental, y a los efectos oportunos. La semana que viene, no estaría de más dar un poco de caña a esas tipas que van de “Amas” vocacionales, que viven y sienten estos mundos....pero que te piden un nada despreciable tributo para mirarte a la cara. Hasta entonces tengan cuidado ahí fuera y sean buenos o malos en su justa medida.

Spirit de Zoe